Estudiantes de Teología de la Universidad Avondale participan de una campaña de evangelización masiva en Papúa Nueva Guinea

[Foto: Adventist Review]

South Pacific Division

Estudiantes de Teología de la Universidad Avondale participan de una campaña de evangelización masiva en Papúa Nueva Guinea

Uniendo fuerzas con otros 200 predicadores adventistas, 9 estudiantes de Teología de la Universidad de Avondale ayudan a llevar a Jesús a cientos de personas a lo largo de los escarpados terrenos de Papúa Nueva Guinea.

Noticias

Nueve seminaristas de la Universidad Avondale están bautizando, predicando y enseñando como parte de una campaña de evangelización que se desarrolla simultáneamente en hasta 2.000 lugares de Papúa Nueva Guinea (PNG).

Se unen a otros 200 predicadores adventistas del Pacífico Sur en el contexto de la campaña PNG para Cristo y están ministrando en 7 lugares de los distritos de Omaura y Kimi y sus alrededores, en la provincia de las Tierras Altas Orientales. Los lugares, algunos separados por terreno montañoso y carreteras accidentadas, van desde campamentos con tribunas hasta capillas en escuelas.

Omaura tiene unos 8.000 miembros de iglesia, pero otros 2000 serán bautizados durante la campaña, “por lo que los líderes locales están entusiasmados de tenernos aquí”, dice la Dra. Wendy Jackson, directora del Seminario de Avondale.

Jackson y cada miembro de su equipo (el pastor Mark Pearce, director del Centro de Investigación Adventista del Séptimo Día Elena G. de White, el profesor y pastor Neil Thompson, y los estudiantes Falepau Aumalaga, Cynthia Barlow, Lindsey Birch, Joshua Contaoi, Benjie Hornales y Davison Munhenga) predican un sermón devocional por la mañana y un sermón evangelizador por la tarde.

Los estudiantes lo hacen como prácticas externas de una unidad de evangelización. “Los días empiezan temprano y terminan tarde”, dice el pastor Thompson. Es un desafío, dice Jackson. “Estamos aprendiendo a ser flexibles y a esperar lo inesperado”. Ella está orgullosa de los estudiantes por estar a la altura del desafío. “Están obteniendo buenas respuestas a sus llamados”.

El tamaño de la multitud en Onaninka, “un mar de manos” durante un llamado, intimidó inicialmente a Barlow. “Ahora me da energía. He perdido parte de mis inhibiciones. Predico con más audacia”.

Contaoi solamente habría predicado ocho sermones si se hubiera quedado con Hornales en la escuela primaria de Agarabi, al norte de Kainantu, una ciudad de las Tierras Altas Orientales de Papúa Nueva Guinea. “Quería el camino fácil: la mitad del trabajo”. En lugar de eso, como sustituto de un predicador que no podía venir, se fue al sitio más lejano (Aiyamontenu) y predicó el doble de sermones. Describe la experiencia como un “secuestro divino”. “Por la gracia de Dios, creé actividades infantiles memorables, acorté los sermones y presenté llamados que dieron lugar a bautismos. Ha sido una bendición para mí y, espero, para los que están aquí”.

Munhenga atribuye a los miembros de la iglesia local el gran número de bautismos en Norikori. “Ellos han hecho mucho y yo he aprendido mucho”. Por ejemplo, el primer día de la campaña, Munhenga preguntó a los líderes de la iglesia qué temas podrían interesar a sus miembros. Luego, durante su primer sermón, preguntó a los asistentes qué preguntas querían que se respondieran antes del siguiente sermón. “Esto me ayudó a entender a mi audiencia y me dio confianza en mi predicación. Me di cuenta de que entendían la salvación por obras y no por gracia, así que hablé del amor de Dios”.

El compromiso de la multitud en Aiyura impresionó al pastor Thompson. “Estamos a 1.600 metros sobre el nivel del mar, y todavía parece la estación húmeda. La niebla entra como una nube espesa y a veces llueve, pero la gente se sienta bajo los paraguas en el suelo a pesar de todo”.

Jackson también sintió el frío, uniéndose al pastor Pearce y a otros líderes locales en Onaninka para varios bautismos masivos. Es la primera mujer que bautiza en el distrito. También está predicando y enseñando en la Escuela de Ministerio Omaura, donde un gran número de personas buscan oración. “Más de la mitad de mis oyentes responden. Oro con ellos hasta bien entrada la noche”.

PNG para Cristo llega cuando la iglesia se enfrenta a lo que describe como una “crisis apasionante”. Los programas de discipulado, las iglesias en las casas creadas durante los encierros de COVID y los estudios bíblicos en pequeños grupos han generado un aumento significativo del número de asistentes a los servicios de culto: más de 6.000 nuevas iglesias filiales.

Los estudiantes de Teología de Avondale llegaron a Papúa Nueva Guinea el 22 de abril. Regresaron el 12 de mayo de 2024.

El artículo original se publicó en el sitio de noticias de la División del Pacífico Sur, Adventist Record.