[Crédito: ACK]
Germany | APD

El hospital de agudos Waldfriede, en Zehlendorf, Berlín, Alemania, cumplió cien años en abril de 2020. Debido a la pandemia del coronavirus, los actos de celebración no pudieron concretarse hasta hace poco, el 10 de septiembre de 2022, en el Audimax de Freie Universität Berlin. Si bien el hospital ahora tiene 102 años, la Akademie Waldfriede, fundada el 1º de julio de 1922, celebró su centenario como escuela de enfermería aprobada por el Estado.

CEREMONIA

En su discurso de bienvenida ante 800 invitados, Ulrike Gote (del partido Bündnis 90/Die Grünen), senadora de Ciencia, Salud e Igualdad de Berlín, dio testimonio de que el Hospital Waldfriede de 160 camas, fundado en 1920, tiene una "excelente reputación". Es una infraestructura moderna que se ha ido desarrollando y especializando constantemente desde su fundación. Gote enfatizó especialmente el concepto holístico del hospital. También destacó el trabajo realizado en favor de las mujeres, como la instalación de la primera cuna pública o caja para bebés (llamada “Babywiege”) en un hospital de Alemania en el año 2000; además, el "Desert Flower Center Waldfriede" abrió en 2013 como el primer centro de tratamiento para víctimas de mutilación genital femenina (MGF).

Para el Dr. y profesor Axel Ekkernkamp, director médico y gerente de Unfallkrankenhaus Berlín, no es casualidad que una clínica perdure durante tanto tiempo. Citó ejemplos de hospitales de Berlín que tuvieron que cerrar nuevamente después de algunos años de trabajo bien hecho. Hubo otros en etapa de planificación e incluso en construcción, pero nunca se abrieron.

Junto a la Charité, el Hospital Waldfriede es el segundo hospital más antiguo de Berlín. Aparte de la Charité, ningún otro hospital de la ciudad ha estado en el mismo lugar bajo la misma propiedad durante más de 100 años. Ekkernkamp describió esto como un "enorme logro". El patrocinador de Waldfriede es la Iglesia Evangélica Libre de los Adventistas del Séptimo Día, activa a nivel mundial.

El Dr. Eckart von Hirschhausen, médico, presentador de televisión, artista de cabaret y escritor, dijo en un mensaje de video que una institución como Waldfriede no tiene por qué salvar al mundo entero; "tiene que salvarnos como pacientes". Un hospital, dijo, no se trata solo de enfermedades o números anónimos, sino de humanidad. El hecho de que esto se tome en consideración en Waldfriede es algo que él experimentó personalmente durante una pasantía allí.

Renate Künast (del partido Bündnis 90/Die Grünen), miembro del Bundestag alemán, afirmó que la salud incluye no solo el cuerpo sino también la mente y el alma. Los medicamentos no es lo único importante que se administra para el cuerpo, sino también la dieta adecuada. Waldfriede contempla este aspecto mediante su Centro de Prevención y Terapia Nutricional, dijo. El hospital es un "modelo a seguir en nutrición saludable".

Michael Preetz, exjugador de fútbol de la Bundesliga y exentrenador del Hertha BSC Berlín, también expresó sus felicitaciones por el aniversario. El oso pardo "Herthinho", la mascota del club, visitó a los niños en la jornada de puertas abiertas en Waldfriede.

Cerstin Richter-Kotowski (del partido CDU), vicealcaldesa del distrito berlinés de Steglitz-Zehlendorf, señaló que muchos de los nacimientos ocurridos en el distrito después de 1945 se produjeron en Waldfriede, incluyendo el suyo y el de su esposo. Waldfriede, dijo, es más que un mero hospital; es una red de salud. Esto incluye la Academy for Health Care and Nursing (con 85 puestos de capacitación), el centro de salud PrimaVita (con su piscina correspondiente), el centro social fundado en 1989, el hogar de ancianos Waldfriede (con 85 camas), la clínica privada Nikolassee para tratamiento de medicina interna, psiquiátrica y psicosomática, la clínica de día psiquiátrico-psicosomática Waldfriede y una guardería de niños. Esto demuestra un "alto nivel de compromiso social".

Detlef Albrecht, gerente de la Asociación de Hospitales Protestantes de Berlín-Brandeburgo (VEK), expresó su agradecimiento por la buena colaboración con Waldfriede. Después de un comienzo difícil, el hospital ha seguido desarrollándose. Hoy, ciertamente puede competir con infraestructuras mayores. Waldfriede también está activo en el área de la diaconía (el servicio a las personas). Así lo demuestra, por ejemplo, su cuidado por los refugiados de Ucrania.

Ruppert Stüwe, miembro del parlamento alemán, señaló que Waldfriede ha sido un hospital universitario vinculado con Charité - Universitätsmedizin Berlín desde 1998 y también un centro europeo de formación en técnicas quirúrgicas en coloproctología desde 2008. En cooperación con el Hospital Universitario Benjamín Franklin, participa en la formación de los alumnos del último año de la carrera de medicina. Se han habilitado puestos de capacitación en los departamentos de medicina interna, anestesiología, y ginecología y obstetricia. Esto, dijo, era otra forma en que el hospital estaba brindando un buen servicio a la sociedad.

El Dr. Thomas Heilmann mencionó que la red de Waldfriede en el sudoeste de Berlín se encuentra entre las empresas de capacitación y empleadores más grandes, así como el proveedor médico y de atención más diversificado. Asimismo consideró que el personal era "amable y sumamente profesional".

Wigald Boning, comediante, músico y presentador de televisión, también describió sus experiencias positivas con el hospital. Kai Wegner, presidente del partido CDU Berlín, elogió la motivación del personal de enfermería. Su desempeño es "descomunal" en lo que respecta al cuidado de la salud de los ciudadanos de Berlín.

Bernd Quoß, presidente del Waldfriede Hospital y gerente de todas las empresas subsidiarias, considera que su tarea es conducir al hospital al más alto nivel de atención médica y de enfermería con la ayuda de los empleados. Por eso, dice, es especialmente importante que esté entre los mejores hospitales de Berlín y de Alemania en términos de calidad de atención médica y satisfacción del paciente. “Queremos seguir demostrando esto, por ejemplo, mediante la cirugía robótica, los estudios científicos, la certificación de nuestros centros oncológicos y de corporaciones hospitalarias internacionales”.

La red de salud de Waldfriede tiene alrededor de 1.000 empleados, dijo Quoß, y agregó que sus centros atienden a unos 15.000 pacientes hospitalizados y 150.000 pacientes ambulatorios por año. El Hospital Waldfriede tiene el centro de cirugía ambulatoria (AOZ) más grande de Berlín.

CULTO DE ACCIÓN DE GRACIAS POR EL CENTENARIO

El acto de celebración fue seguido por un culto de gratitud por el aniversario. En su sermón, Johannes Naether (Hannover), presidente de la Asociación de la Iglesia Libre Adventista del Séptimo Día de Alemania del Norte, aludió a la parábola de Jesús del Buen Samaritano en Lucas 10. Un maestro de la ley judío le preguntó a Cristo qué debía hacer para recibir la vida eterna. La respuesta: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón [...] y a tu prójimo como a ti mismo”.

Otra pregunta del maestro fue: "¿Y quién es mi prójimo?" Jesús respondió con la famosa parábola. Un hombre que viajaba de Jerusalén a Jericó fue atacado por ladrones y quedó medio muerto. Un sacerdote y un siervo del templo (levita) vieron al hombre pero pasaron de largo. Por otro lado, un samaritano, cuyo pueblo era despreciado por los lugareños, tuvo compasión. Vendó las heridas del hombre, lo montó en su burro, lo llevó a la posada más cercana y lo atendió allí.

Como tenía que seguir viaje, el samaritano le dio dinero al posadero para que cuidara al hombre herido y prometió pagar los gastos adicionales a su regreso. Jesús le preguntó al maestro de la ley: “¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?”

El maestro respondió: " El que usó de misericordia con él".

Entonces Jesús le dijo: "Ve, y haz tú lo mismo".

Naether dijo que todos deberían preguntarse: "¿Cómo me comportaría yo en una situación así?" La pregunta acerca del prójimo no se trata de discusiones teóricas. La fe y la acción van juntas. La crisis de refugiados de 2015-16, con la entrada de más de 1 millón de inmigrantes y personas que buscaban protección en Alemania, el desastre de las inundaciones de 2021, con muchos ayudantes voluntarios, y los numerosos esfuerzos de ayuda privada para los refugiados ucranianos indican que todavía hay gente que está dispuesta a dar una mano en la actualidad.

Werner Dullinger (Ostfildern, cerca de Stuttgart), presidente de la Asociación de la Iglesia Libre de Alemania del Sur, y Gunnar Scholz (Berlín), presidente de la Asociación Berlinesa-Alemana Central, abordaron en sus discursos el lema de Waldfriede: "Nuestro servicio al hombre es servicio de Dios". Desde que se fundó el hospital en 1920, el mundo ha cambiado de manera sustancial, dijeron. Sin embargo, Waldfriede conserva sus valores cristianos y los desarrolla constantemente para que puedan darse a conocer y experimentarse en el siglo XXI. Toda la humanidad (como criaturas libres de Dios) merece toda la atención e idoneidad, independientemente de su origen, fe o cosmovisión. Este es el principio que caracteriza a Waldfriede.

Mario Brito (Berna, Suiza), presidente de la División Intereuropea, expresó su deseo de que haya más instituciones como Waldfriede en Europa. Los hospitales, dijo, no son solo para los adventistas; sirven a todas las personas.

El Dr. Peter Landless (Silver Spring, Maryland, EE. UU.), director médico del servicio de salud de la Asociación General, informó que hay alrededor de 900 hospitales y clínicas afiliadas a la Iglesia Libre en todo el mundo, con alrededor de 140.000 empleados, que tratan a 1,5 millones de pacientes hospitalizados y 22 millones de pacientes ambulatorios cada año. Agradeció a Waldfriede por el buen desempeño del hospital. Como a él también le incumbe la responsabilidad de este hospital, podría decir, como lo hizo el expresidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy: "Soy berlinés".

El Dr. Johannes Krug, superintendente del distrito de la iglesia protestante de Teltow-Zehlendorf, describió a Waldfriede en su saludo como una "gasolinera de calor humano".

El Dr. Dybowski, prelado de la archidiócesis de Berlín, señaló que Jesús era bueno con la gente. Esto también debería aplicarse a sus seguidores. Las personas con discapacidades son tan valiosas como las que no tienen esas desventajas, dijo.

La Dra. Ursula Schön, directora de Diakonisches Werk Berlin-Brandenburg-schlesische Oberlausitz (DWBO), señaló que Waldfriede se había mantenido fiel a la gente de Zehlendorf durante más de 100 años. La ética, dijo, tenía algo que ver con las relaciones. Expresó su agradecimiento por lo creado para este distrito mediante la red de salud. Waldfriede ha sido miembro de la DWBO desde 1991.

CRÓNICA

Después del servicio de adoración, cada invitado recibió la crónica 100 Years of Waldfriede Hospital [100 años del Hospital Waldfriede], de 336 páginas. Fue escrito por la autora Corina Bomann a pedido del hospital. Durante los últimos 100 años, ha habido muchos altibajos. El hospital tuvo que sobrevivir a muchas cosas, como las secuelas de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la inflación y dos crisis económicas mundiales en 1929 y 2008.

Además de la gripe española de 1920, ahora existe la pandemia mundial más reciente. Desde el principio, los empleados de Waldfriede se consideran una familia, dijo Bomann, y agregó que esta cohesión, así como el espíritu de los fundadores, aún se pueden sentir en el edificio. La calidez humana y la competencia se viven en todos los departamentos. La autora dedica la crónica a todos aquellos que están siempre allí para el bienestar de las personas del Hospital Waldfriede: los médicos, el personal de enfermería, el personal de administración, de cocina y limpieza y, por último, pero no menos importante, los numerosos voluntarios que se ponen al servicio de los necesitados.

Bomann actualmente está escribiendo Waldfriede Saga. Basada en hechos reales e inspirada en crónicas eclesiásticas, políticas y sociales, cuenta el nacimiento y posterior desarrollo del Hospital Waldfriede de Berlín. Ya se han publicado los dos primeros tomos de la serie de novelas The Sisters of Waldfriede [Las hermanas de Waldfriede].

El tomo 1, Sternstunde, trata sobre el establecimiento del hospital. Una joven enfermera se enfrenta al reto de su vida. En el tomo 2, Beacon, una valiente enfermera puericultora lucha por sus pequeños pacientes y su propia felicidad. El lanzamiento del tercer tomo de la serie, Sturmtage, está programado para el 28 de diciembre de 2022; el cuarto tomo, Wunderzeit, para el 24 de mayo de 2023. Bomann vive en Berlín-Zehlendorf, en las inmediaciones del Hospital Waldfriede.

CASA ABIERTA

Después de dos años de interrupción en 2020 y 2021 debido a la pandemia, nuevamente fue posible invitar a todos a una jornada de puertas abiertas bajo el lema "Experiencia Waldfriede". Hubo charlas sobre el estilo de vida basado en plantas, nutrición saludable y nutrición relacionada específicamente con enfermedades oncológicas. En todo el predio se ubicaron casetas de información sobre los servicios médicos ofrecidos en el Hospital Waldfriede y por la red de salud.

Los visitantes también pudieron hablar con médicos y médicos jefes. Los que deseaban podían visitar el moderno quirófano o participar de una visita guiada. Hubo un colorido programa en el escenario con una banda en vivo y actuaciones breves. Los niños pudieron pasar el tiempo en los castillos inflables, maravillarse con la flota de vehículos, pintarse la cara, saltar en el trampolín bungee, ser creativos en la calle de artesanías, montar en pony o visitar al médico de osos de peluche. También había mucha comida y bebida disponible. La campaña benéfica de este año fue para Ukraine Aid. Esto significa que el 100 porciento de todos los ingresos de la jornada de puertas abiertas se utilizará para la ayuda humanitaria correspondiente.

Para obtener más información, visite www.waldfriede.de.

arrow-bracket-rightComentarioscontact