Alumnos del Colegio Adventista Wahroonga hacen amistad con los alumnos del Colegio Secundario Adventista Vatuvonu.

South Pacific

Viaje inaugural de servicio a Fiyi transforma vidas jóvenes

Los estudiantes del Colegio Secundario Adventista de Vatuvonu participan del servicio, experimentan un mundo diferente y reciben inspiración.

Sydney, Australia | Record Staff

Un viaje de servicio realizado por alumnos de 11º curso del Colegio Adventista Wahroonga (Sydney, Australia) al Colegio Secundario Adventista Vatuvonu (Vanua Levu, Fiyi) ha transformado la vida de los estudiantes.

Durante ocho días, los alumnos de Wahroonga, acompañados por seis miembros del personal, participaron en proyectos de mantenimiento y reparación en Vatuvonu. Las tareas incluían pintar el dormitorio de las chicas y limpiar y reparar los baños.

Los estudiantes se encontraron inmersos en un mundo totalmente distinto al suyo, acentuado por la ausencia de Internet, electricidad, teléfonos móviles y medios de transporte modernos.

“El viaje fue un éxito rotundo, ya que se alcanzaron todos los objetivos que nos habíamos propuesto”, afirmó el pastor Nicholas Kross, capellán principal y coordinador del aprendizaje mediante el servicio. “Fuimos testigos del crecimiento personal de nuestros estudiantes y de su afán por formar asociaciones duraderas con la comunidad local”.

Según el pastor Kross, una experiencia inolvidable fue escuchar las potentes y armoniosas voces de los estudiantes locales durante el culto, cantando sin instrumentos musicales. “Al final de la visita, nuestros alumnos alzaban sus voces para igualar la sincera presencia de los estudiantes locales”, afirmó.

El espíritu comunitario de Vatuvonu ha inspirado a los alumnos de Wahroonga a cultivar un sentido similar de comunidad dentro de su escuela. “Se han comprometido a derribar las barreras entre los distintos cursos y a fomentar un espíritu escolar reforzado”, afirmó el pastor Kross. “Es esta dedicación la que nos recordará el impacto duradero de su viaje de servicio”.

El pastor Kross añadió: “A lo largo de esta aventura, sentimos la presencia de una mano que nos guiaba. Creemos que Dios estuvo con nosotros en cada paso del camino, proporcionándonos la fuerza y los recursos para cumplir nuestra misión”. El viaje a Fiyi no solamente ha ampliado nuestros horizontes, sino que también ha profundizado nuestra fe y nuestra comprensión del poder del servicio y la comunidad”.

Animada por el éxito del viaje inaugural, el Colegio Secundario Adventista de Wahroonga planea hacer de este programa de servicio una tradición anual para los alumnos de 11º curso.

La versión original de esta noticia se publicó en el sitio web de Adventist Record.

arrow-bracket-rightComentarioscontact