En Camboya, comienza el proyecto de construcción de una nueva iglesia

Southern Asia-Pacific Division

En Camboya, comienza el proyecto de construcción de una nueva iglesia

Con una población adventista de 4.887 personas registrada en 2023, la iglesia prevé una presencia adventista establecida en varias comunidades de la nación por medio de centros de influencia.

Misión

Situada a más de 350 kilómetros de la capital, Phnom Penh, en la provincia de Mudolkiri, Camboya, se está planificando la construcción de una nueva iglesia. Donantes particulares, la Iglesia Adventista del Sudeste Asiático y el ministerio de Misiones Adventistas de Frontera (MAF), dirigido por Conrad Vine, han apoyado generosamente esta iniciativa.

La provincia camboyana de Mondulkiri (khaet) limita al este y al sur con Vietnam. Es la más escasamente poblada del país, a pesar de ser la mayor en extensión.

Con una próspera población adventista de 4.887 habitantes registrada en 2023, la iglesia prevé una presencia adventista establecida en varias comunidades de la nación por medio de centros de influencia como escuelas, iglesias, clínicas, escuelas de música y más. Este proyecto en Mudolkiri es una oportunidad en la que la Iglesia Adventista de la región puede establecer conexiones y extender la esperanza, el amor y la sanación a la comunidad.

El proyecto, destinado a proporcionar un espacio sagrado y fomentar la esperanza en la comunidad local, marca un hito importante para la región. A medida que avanza la construcción, crece la expectación y la emoción entre los residentes, que son testigos de la realización de este sueño.

El pastor Hang Dara, al frente de la Iglesia Adventista en Camboya (MAC), atribuye el éxito de tales esfuerzos a la intervención divina y a la dedicación de donantes, ministerios y miembros de la iglesia. La MAC expresa su gratitud por el apoyo continuo y subraya la necesidad de una ayuda sostenida para seguir cumpliendo su misión en toda Camboya en los próximos años.

“Establecer este lugar de culto en nuestra ciudad mejora nuestra conexión con la comunidad. Nuestra esperanza es que, mediante este edificio, podamos fomentar las conexiones, iniciar conversaciones significativas y ayudar a la gente a desarrollar una comprensión más profunda del amor ilimitado de Dios por todos”, expresó el pastor Dara.

Este artículo fue facilitado por la División Sudasiática del Pacífico.