El Camporí inaugural de los Conquistadores en Malasia atrae a más de 2.300 acampantes

[Foto: Departamento de Comunicación de la UM]

Southern Asia-Pacific Division

El Camporí inaugural de los Conquistadores en Malasia atrae a más de 2.300 acampantes

Durante el evento, 23 personas abrazaron su nueva fe mediante el bautismo en una playa de Malasia.

Noticias

La Iglesia Adventista de Malasia (UM), bajo la dirección del departamento de Jóvenes adventistas, ha organizado su Camporí de Conquistadores inaugural. Más de 2.300 acampantes se reunieron para participar en una aventura de una semana destinada a fomentar el liderazgo de servicio, perfeccionar las habilidades y profundizar en la comprensión del carácter de Cristo. Este hito marca un punto de inflexión significativo en el viaje continuo de la comunidad adventista hacia el desarrollo y la capacitación, especialmente en áreas que a menudo se consideran desafiantes.

El camporí, que tuvo lugar en Dantai, Kota Belud y Sabah, Malasia, del 7 al 11 de abril de 2024, acogió calurosamente a una estimada delegación internacional procedente de varios países, entre ellos Filipinas, Bangladés, India, Singapur, Tailandia, Malasia Peninsular, Sarawak y Sabah. Reconocida como la delegación más numerosa, con más de 1.700 acampantes, esta última demostró el compromiso de la región con el movimiento de Conquistadores. Guías Mayores (GM), líderes de Conquistadores y estimados representantes de organismos y organizaciones gubernamentales locales, reconocidos como mentores y guías de todos los delegados del Camporí, honraron la reunión. Juntos, fueron testigos del desarrollo de la aventura.

El pastor y GM Ron Genebago, director del Ministerio Joven de la División Sudasiática del Pacífico (DSAP) de la Iglesia Adventista, junto con su esposa, la GM Jeneva Genebago, pronunciaron el mensaje. Animaron a los Conquistadores a emular los rasgos ejemplares de Caleb: dedicación inquebrantable a Dios, fidelidad inquebrantable, y la notable resiliencia ejemplificada por el carácter de Caleb.

Tras el devocional, tuvo lugar una ceremonia de reconocimiento y entrega de premios. El pastor Genebago honró al anciano Farrel Gara con un premio al liderazgo. Genebago también aprovechó la oportunidad para expresar su gratitud a la UM por su compromiso proactivo en el lanzamiento y la mejora de los programas del Ministerio Joven. Además, Genebago otorgó un reconocimiento especial a la GM Renie Ubara y a la GM Juli Ubara por ser pioneras en la Especialidad de Plastilina y la Especialidad Caja de Explosión, así como a la GM Daniel Victor y a la GM Jane Daniel por su innovador desarrollo de la Especialidad de Pandemia.

La especialidad de Plastilina representa un conjunto de habilidades de modelado de arcilla caracterizado por su flexibilidad y facilidad de modelado, lo que lo convierte en el favorito para una gran variedad de actividades artísticas y artesanales. La especialidad de Pandemia rinde homenaje a las personas que han demostrado capacidad de recuperación, participando activamente en actos de bondad e influyendo positivamente en las vidas de las personas con las que se han encontrado los acampantes durante el período de cierre.

Al evento asistieron distinguidos invitados, entre los que se encontraban representantes como el GM Anukul Ritchil, coordinador de Conquistadores de la DSAP, y el pastor Abel Bana, presidente de la UM. Los pastores Semilee Tajau, presidente de la Misión de Sarawak, y el pastor Feldinand Sawanai, de la Misión de Sabah, junto con otros invitados como el pastor Anbudurai Albert, director de Jóvenes de la Unión del Centro Sur de la India, y el pastor Simon Siew, director de Jóvenes jubilado de UM.

El Ministro Adjunto Datuk Abidin Madingkir pronunció el discurso inaugural en nombre del Ministro Principal del Estado de Sabah, Datuk Seri Panglima Haji Hajiji. El Ministro Principal transmitió su apoyo al camporí, subrayando su potencial para cultivar la camaradería, impartir nobles principios y disuadir conductas negativas entre los jóvenes participantes, enriqueciendo así sus contribuciones a la nación.

Datuk Wilfred Madius Tangau, exviceministro jefe, se hizo eco de estos sentimientos y respaldó el campamento de jóvenes como plataforma para fomentar la unidad y los valores positivos entre los jóvenes de la nación. En una rueda de prensa posterior a la ceremonia de apertura, subrayó la importancia del perdón para fomentar relaciones armoniosas.

Como broche de oro del Camporí, 23 personas abrazan su nueva fe con una tranquila ceremonia de bautismo a orillas de la playa de Dantai, que marca un profundo momento de renovación espiritual.
Como broche de oro del Camporí, 23 personas abrazan su nueva fe con una tranquila ceremonia de bautismo a orillas de la playa de Dantai, que marca un profundo momento de renovación espiritual.

Una ceremonia de investidura formalizó a 123 Guías Mayores en Formación de Sabah y Sarawak como Guías Mayores, marcando un hito significativo para el Camporí. Conquistadores, Guías Mayores en Formación y Guías Mayores por igual participaron en este ceremonioso evento, vestidos con sus uniformes para expresar su compromiso con el servicio y el liderazgo dentro de la comunidad de Conquistadores.

El Camporí tuvo el privilegio de entregar premios a individuos destacados, reconociendo su dedicación y contribuciones. Entre los prestigiosos galardones otorgados se encontraban la Cinta de Buena Conducta, el Premio a la Trayectoria (alas de bronce), el Premio al Mérito (alas de plata) y el Premio al Servicio Distinguido (alas de oro), recibiendo estos estimados galardones un total de 221 participantes.

El Camporí llegó a su fin cuando miles de Conquistadores emprendieron el camino de regreso a sus territorios de origen, vigorizados e inspirados por sus experiencias.

El artículo original fue proporcionado por la División Sudasiática del Pacífico.